Loading

¿Hay otras maneras de solucionar mi problema?

Si prefiere la información en esta página por escrito, por favor oprima el botón de Descargue (Download).

Antes de radicar su causa formalmente, piense si se puede solucionar el problema o no para evitar todo un proceso legal.  Por ejemplo, puede considerar el mediación.

Si decide optar por la mediación, hay un mediator capacitado para ayudarle a esclarecer los puntos de conflicto sin tener que pasar por el proceso judicial ante un juez.  También puede elegir un proceso de mediación después de radicar una demanda, si se activa el proceso de arbitraje antes de celebrar las audiencias judiciales.  Aunque el proceso de mediación es exitoso en muchos casos, no es recomendable para casos que tienen de por en medio la violencia intrafamiliar.

Durante la sesión de mediación, el mediator no le ordenará ni le dirá como debe de resolver el desacuerdo. Al contrario, el o ella ayuda a las partes para que hablen entre sí, e intenta identificar los problemas para determinar cómo se resolverán.  Si logran resolver los problemas, el mediador formalizará un acuerdo por escrito.

Para informarse mas y para localizar un centro de mediación acude a la sección “Learn about Mediation,”  que en inglés significa, aprende sobre el proceso de mediación.