Cargando

¿Lo puedo hacer por mi cuenta?

Si prefiere la información en esta página por escrito, por favor oprima el botón de Descargue (Download).

Tiene el derecho de representarse a sí mismo ante el juez, pero primero hay que pensarlo bien y sopesar si es una buena idea o no.  El sistema legal es complicado y un caso puede enredarse facilmente.  Quizás piensa que su caso es simple pero puede haber asuntos jurídicos que usted desconoce, y le pueden hacer daño a lo largo.  A continuación le presentamos otras cosas que debe contemplar:

¿Hay un abogado contratado para representar a la otra parte?  Se les capacita a los abogados para radicar las causas.  Ellos conocen la ley y las normas jurídicas.  Se le puede dificultar presentar su caso si hay un abogado representando a la otra parte.  ¿Aprenderá usted las normas hasta tal punto que podrá responder correctamente?

Si usted planea representarse a sí mismo ante el juez, debe seguir las mismas normas que acatan todos los abogados.  Significa que hay que cumplir con todas las fechas topes, por ejemplo la presentación de documentos tiene que presentarse ante el juez en debidas fechas y horas.  Si se equivoca, esto puede tener consecuencias graves, hasta tal punto que pueda perder su caso.

¿Podrá usted arreglar su horario para visitar al Palacio de justicia durante el día? Le tocará presentar documentos con el secretario del juzgado, que en inglés se llama el “Clerk’s office,” y usted realizará audiencias ante el juez en el mismo tribunal.  El Palacio de justicia está abierto de día únicamente en horas laborales, y puede ser que tenga que acudir varias veces durante el transcurso de su caso.  ¿Lo podrá cumplir?

¿Tiene todo organizado? Tendrá que mantener organizado todo los requisitos del caso con cada fecha límite, así como todos los documentos que usted y los de la otra parte presentan al juez. ¿Lo podrá hacer?

¿Puede concentrarse en cada detalle?Habrá mucho papeleo y tendrá que comprobar su caso con pruebas.  Las pruebas que acepta el juez pueden incluir testimonio de testigos, documentos tales como talones de pago, recibos, o la declaración anual de los impuestos gubernamentales.  Tendrá que planear cada detalle de la presentación de su caso ante el juez, y debe hacerlo de forma efectiva y precisa.

Si le cuesta cumplir con alguna de estas cosas - estar atento a las fechas límites, disponibilidad para asistir a las audiencias, mantenerse organizado, y concentrándose en cada detalle - realmente le pueda convenir contratar a un abogado.

 

Si su caso se trata del divorcio también conviene que sopese las preguntas a continuación.

¿Tiene deseos de vengarse?

¿Tiene bienes de valor tales como una casa o algún plan de jubilación?

¿Sufrió usted algún maltrato físico o emocional durante su matrimonio? 

¿Se encuentra usted estos días gritándole a su esposo o esposa cuando se reúnen para tomar decisiones económicas o decisiones acerca de los hijos? 

Si ha contestado que sí a alguna de estas preguntas debe contratar a un abogado.  El abogado no está involucrado emocionalmente en el caso y le puede ayudar a tomar buenas decisiones jurídicas.  Si su caso tiene de por en medio la violencia intrafamiliar acude a la seccion “Getting a Protective Order” o sea, en inglés, “Como conseguir una Orden de “Protección.”